• Horarios
  • Reservar clase
  • MA: +34 917 250 728 / GR: +34 659 790 140
  • Contacto

    ¡DÉJANOS ESTAR EN CONTACTO CONTIGO!X

    DEJA UN COMENTARIO

    Enviando tu mensaje. Por favor, espera...

    Gracias por tu mensaje! Te contestaremos cuanto antes.

    Hubo un problema al enviar tu mensaje. Por favor, inténtalo de nuevo.

    Por favor, completa todos los campos antes de continuar.

BLOG

Miedo a las adaptaciones

Por CrossFitSingularBox | En Pensamientos singulares | El 20 de junio de 2013

Una de las cosas que más me gustó cuando conocí el CrossFit, una vez superada la fase de ver solo vídeos motivacionales de gente gritando y compitiendo (vídeos que, por cierto, veo casi a diario todavía) fue la capacidad de adaptar cualquiera de los ejercicios que formaban parte de la sesión de entreno, para que fueran realizados por todas las personas fuera cuales fuera su estado de forma o experiencia.

Yo venía del mundo de los entrenos personales y he de reconocer que había criticado mucho el CrossFit, sin apenas saber de él ni haberlo practicado decía que era de una intensidad poco asumible por gran parte de las personas que querían practicarlo, como casi todo hasta que no experimentas en tus propias carnes tus argumentos son bastante fáciles de derribar. Y, de repente, me vi practicando CrossFit día a día y pude entender la magia de un deporte concebido para todo el mundo, para todas las lesiones o dolencias… era lo que yo había intentado hacer en todos mis años de preparador con máquinas dirigidas o trabajo funcional, con la sensación de que faltaba algo, la globalidad, el trabajo real de todas las capacidades físicas. Aquí se buscaba el equilibrio y el virtuosismo en cada gesto, en cada entreno. Sencillamente me enamoró.

Poco a poco fui adquiriendo experiencia, tuve que ir avanzando y mejorando la técnica, porque mis codos no subían en los clean y los famosos muscle-ups parecían imposibles… la entrega y la dedicación, las horas y las correcciones constantes fueron mi gasolina, mientras tanto tenía que adaptar los entrenos y eso me dolía como si me pusieran un traje de preso y me soltaran en un evento de etiqueta. No me gustaba sentirme por debajo de las exigencias del Box, de las capacidades de mis compañeros, me esforzaba por estar al nivel, llegando incluso a contradecir a mi trainer: “ponme este peso, yo ya puedo manejarlo”, “yo lo hago oficial aunque tarde más”. He tenido la suerte de aprender en un gran Box, donde se respetan los pasos y te explican que correr sin saber andar casi siempre te lleva al mismo sitio, al hospital.

Muchas veces podemos caer en el error de pensar, influidos por todos esos videos de atletas profesionales, que CrossFit es hacer un entreno duro, durísimo y hacerlo rápido muy rápido da igual lo que sea pero intenso… claro, intenso para tus posibilidades y rápido sin perder la técnica, porque esa capacidad, la consistencia, te aportará la intensidad que pide CrossFit. y cuando trabajes durante tiempo con esa intensidad, podrás ver mejoras en tus cualidades físicas que te ayudarán a desarrollar ejercicios que antes no podías realizar y mover pesos con los que antes solo imaginabas.

Ahora, desde un punto de vista más experimentado y habiendo podido dirigir clases de crossfit, veo como personas prefieren hacer su wod con pesos oficiales aunque tarden el triple del tiempo que debe durar dicho entreno. Mi respuesta siempre ha sido la misma, “esta sesión está planteada para que sea hecha con una intensidad y en un tiempo aproximado, para que tus rutas metabólicas trabajen dentro de unos márgenes y no estés descansando durante gran parte del entreno porque sencillamente no puedes con la barra o no te salgan las dominadas”. Y puedo ver esa resignación aliñada con rabia, esa mirada de: ”vale, pero esto no acaba aquí.”

Sinceramente creo que es esa sensación la que llevará a esa persona a trabajar sus puntos débiles en las clases abiertas para tal efecto, la que hará que se concentre al máximo durante la clase con cada corrección, día a día, para callarme la boca y poder realizar el WOD oficial, para poder sentir que ha avanzado ese escalón. Y también creo que cuando se quite la goma para hacer dominadas, no querrá hacer dos o tres, querrá encadenar 21-15-9 y querrá hacerlo con butterfly, porque este deporte te enseña a no conformarte, a no mirar lo que has hecho sino lo que te queda por hacer, a aplicar esa actitud de trabajo y lucha en todos los parámetros de tu vida, porque la vida es un gran entreno de CrossFit.

Y quizá si esa persona supera su ego, trabaja y no se rinde, llegará un día donde oiga a un gran atleta decir con tono paternal al chico nuevo “no tengas prisa, esto va poco a poco, no quieras correr antes de andar de una forma segura durante varios metros”.

Aarón Cordero

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

4.910 comentarios para "Miedo a las adaptaciones"